La necesidad de avanzar hacia gobiernos abiertos y repensar la relación entre administración y ciudadanía, es hoy materia de consenso. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecen como metas para el año 2030 la existencia de “instituciones eficaces y transparentes que rindan cuentas” así como “la adopción en todos los niveles de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades”.

Es cada vez más frecuente que ayuntamientos, diputaciones y gobiernos autonómicos renuevan normas e instrumentos para darle cabida a la ciudadanía en las tomas de decisión, dando lugar a procesos presenciales y digitales, con variedad de enfoques y diseños.

En este contexto, cada vez es más necesaria la necesidad de contar con conocimiento, metodología, recursos humanos especializados, canales de comunicación y sistemas de evaluación para generar procedimientos eficaces, transparentes y susceptibles de ser institucionalizados.

Ruta Sur ofrece un programa de eventos para compartir conocimientos y armonizar procedimientos entre municipios, para el provecho mutuo. Es una iniciativa de generación colaborativa de conocimiento que cuenta con la integración de gobiernos locales, entidades académicas y colectivos y espacios ciudadanos.

Objetivos

  • Dinamizar la generación de conocimiento colaborativo para la innovación democrática en el ámbito local, enlazando experiencias, investigación y talleres
  • Abrir un espacio de aprendizaje dialógico entre territorios y actores de la participación (ciudadanos, políticos, técnicos) para el fortalecimiento de la democracia participativa
  • Socializar los contenidos formativos y las prácticas de democracia participativa local mediante herramientas de comunicación social.

Principios

  • La pluralidad, tanto en su dimensión política como en lo que se refiere a las políticas, es un valor que permite el intercambio, el aprendizaje crítico y la defensa común de la institucionalización de las prácticas de democracia participativa.
  • La diversidad territorial, dando protagonismo a todos los territorios y reconociendo las particularidades rurales, urbanas, interior, costa, etc.
  • El enfoque de género, que reconoce un escenario de partida de infrarrepresentación de las mujeres en el ámbito de la decisión política, que la democracia participativa debe corregir.

¿A quién se dirige?

Personas involucradas e interesadas en procesos de democracia participativa local, en particular:

  • Población que participa a cualquier nivel en los procesos, desde integrantes en órganos consultivos o de coordinación a votantes y participantes esporádicos.
  • Organizaciones de la sociedad civil de todo tipo y, especialmente, las asociaciones de vecinos y aquellas cuyos fines se relacionan con la mejora del hábitat.
  • Personal técnico cuyo desempeño profesional esté enfocado a fomentar la participación ciudadana, ya sea desde la administración pública, entidades privadas o del tercer sector.
  • Equipos técnicos municipales, de cualquier rama, que se vean involucrados en alguna fase del desarrollo de los procesos de participación ciudadana.
  • Equipo político de aquellos municipios que quieran apostar por iniciativas de innovación democrática.