El proyecto Redes deconocimiento y cooperación descentralizada para el desarrollo humano local ha concluido el trabajo de campo de la primera fase de investigación que hatenido lugar durante el año 2018. El objetivo de este proyecto se centraen mejorar las condiciones de los procesos de comunicación,  coordinación y transferencia de conocimientosde las entidades que contribuyen al desarrollo humano local en Andalucía.

La investigación consiste en un estudio de casos múltiples compuesto de siete redes que operan en el marco de la cooperación descentralizada en Andalucía y su relacióncon los organismos públicos. De modo que los aportes de la investigación puedanofrecer pautas y directrices para fortalecer el funcionamiento de dichas redes.

Taller-conversatorio sobre las redes para la innovación democrática

Para estudiar el  funcionamiento se atiende a la eficacia, sostenibilidad, autonomía y capacidad de extensión de cada red. Para analizar los cuatro ejes mencionados se observan claves como los procesosde cohesión entre participantes, las formas de coordinación y los distintos canales  y dimensiones de comunicación. Del mismo modo, se estudia la disposición de recursos, la dimensión y se realiza un análisis trasversal conperspectiva de género.

Entre algunos de los resultados generados, destacamos la cohesión, entendida como la unión  de todas las partes de una red, concretamente,  la relación y contacto entre las entidades que configuran cada red. Como punto de partida sobre esta noción, la investigación parte del enfoque de que, ante todo, detrás de cada entidad hay personas que las representan y las hacen funcionar. Las entidades son conjuntos de personas.

Entre los mecanismos de cohesión identificados en las sietes redes estudiadas el  más común son los encuentros presenciales. Se conciben como los espacios donde las personas que participan en cada red, a través de sus entidades, pueden conocerse directamente, establecer lazos y poner en común ideas o experiencias. Esto da la pauta para que desde los encuentros que organice cada red se afinen las metodologías y espacios para la puesta en común de las personas que participan.

Alvaro Blanco Morett (investigador) y Andrés Falck (director Coglobal)

Así mismo se identificaron otros elementos, como la existencia de una figura coordinadora, ya sea una persona, un grupo motor o una organización, que desempeñe un rol de dinamización e interconexión, que facilite el contacto entre participantes y pueda generar espacios de encuentro. Otro mecanismo de cohesión es la puesta en marcha de proyectos y actividades en donde se precise la colaboración de todos los participantes, este proceso mantiene en contacto y con una meta común a sus participantes lo que contribuye a cohesionar la red.

Parte de estos resultados  han sido presentados por el equipo de investigación de Coglobal en la 18ª Conferencia del OIDP, celebrada en Barcelona el 26 y 27 de noviembre. En dicho evento, se realizó un taller donde se abordaron los distintos casos de redes de autoridades locales y organizaciones sociales vinculadas desarrollo humano local y la innovación democrática. Se destacaron claves para mejorar las condiciones de los procesos de coordinación y transferencia de conocimientos de las entidades que se desarrollan en el ámbito de la cooperación descentralizada. Y se abrió un espacio de debate e intercambio de experiencias sobre redes y comunicación.

Durante el conversatorio del taller se tocaron diversas cuestiones, entre ellas se reflexionó acerca de las razones que nos llevan a participar en una red, aunque existen en casos en los que se participa por inercia y automatismo, se destacóla necesidad de participar en una red, independientemente de la temática, parapoder renovar las metodologías que utilizamos en nuestras entidades oadministraciones locales, a través del intercambio de experiencias y conocimientos aplicados.

Así mismo, se reflexionó sobre la capacidad que pueden tener tanto parar comprobar un discurso compartido como para abordar las diversidades y los desacuerdos. Son entornos con un carácter inclusivo, más que un espacio de encuentro de objetivos comunes, puede ser un espacio para la diversidad. La relación en red no es algo nuevo, aunque las formas de concebir e interactuar dentro de una red están en constante cambio.

Entre los retos identificados se mencionó la creación, una confluencia entre movimientossociales y la parte técnico/política, la autoevaluación y la comunicación comoproceso constantes dentro de la red y vía para diagnosticar el funcionamiento,conocerse y readaptar la manera de comunicarnos dentro de las redes y laconexión con la ciudadanía desde las redes para cooperación al desarrollohumano local. Por otra parte, también se puntualizó en el desarrollo de indicadorespara funcionamiento interno y alcanzar metas y en mantener el esfuerzo por lainclusión de medidas para alcanzar la cultura pro-equidad de género dentro delas redes.

La primera fase proyecto de investigación ha finalizado el trabajo decampo y concluye la ronda de presentación en el Encuentro de Economías Transformados celebrado en diciembre en laciudad Córdoba. Este primer periodo ha puesto énfasis en al funcionamiento decada red como paso previo a abordar las cuestiones concretas sobre la gestióndel conocimiento. Y a principios del año 2019 dará inicio la segunda fase queprofundizará en el funcionamiento de las redes desde la perspectiva delconocimiento con una investigación de carácter participativo. Esta proyectoestá diseñado por Coglobal y cofinanciado por la Agencia Andaluza deCooperación Internacional para el Desarrollo.

Si quieres conocer más acerca del proyecto entra en: www.coglobal.es/redes