El Ayuntamiento de Molina de Segura iniciará en Septiembre una experiencia piloto de Presupuesto Participativo Joven

Los y las jóvenes de las edades comprendidas entre 12 y 16 años podrán decidir por primera vez el destino de 35.000 euros del presupuesto municipal. A través de esta experiencia piloto a la que podrán adherirse voluntariamente los centros educativos del municipio, el proceso de presupuestos participativos amplía el derecho a la participación a la población menor.

Las vecinas y vecinos de Molina de Segura incorporaron como novedad al Autorreglamento del presupuesto participativo de 2017 este proceso piloto, a través del cual se pretende fomentar una cultura democrática y participativa desde la infancia, a través de su incorporación efectiva en el proceso de deliberación y toma de decisiones sobre el presupuesto municipal. Para ello, se dedicará una partida económica específica y se desarrollará un proceso en los centros educativos que se adhieran, que contemplará sesiones de recogida de propuestas, priorización, estudio de viabilidad técnica y votación universal. En declaraciones a los medios el concejal de Participación Ciudadana, Martínez Baños, indicó que “esto no va a ser una acción puntual, sino un proyecto educativo con proyección de futuro”.

Esta iniciativa es promovida por el grupo dinamizador del presupuesto participativo, conformado por vecinas y vecinos del municipio y cuenta con el apoyo de las concejalías de Participación Ciudadana, Juventud y Educación del Ayuntamiento. Fue presentada el pasado 5 de julio en un encuentro con las directoras y directores de los centros educativos, a los que cuales se invitó a adherirse a la misma. Coglobal, entidad que asesora y dinamiza el presupuesto participativo de Molina de Segura, fue la encargada de presentar la propuesta de metodología del proceso que se desarrollará en los centros educativos entre los meses de septiembre y diciembre.

El derecho a la participación y la necesidad de la misma viene consagrado en la Convención de Derechos del Niño. La evaluación de múltiples experiencias de participación infantojuvenil impulsadas desde el ámbito local muestran, además, la capacidad de las mismas de aportar percepciones de la realidad y propuestas que escapan muchas veces de las percepciones de las personas adultas. Por tanto, a través de esta iniciativa el Ayuntamiento pretende consolidar la consideración de niños, niñas y adolescentes como ciudadanía con plenos derechos. En ese sentido, el concejal de Juventud, Fernando Miñana, ha manifestado que “Los jóvenes viven y entienden la sociedad de una manera diferente, y nosotros tenemos que entenderles y no darles la espalda”.